martes, 4 de octubre de 2016

11 ACTITUDES QUE PUEDEN ASUMIR LOS EQUIPOS DE TRABAJO



En entrenamientos a trabajadores en el tema de trabajo en equipo hemos notado que los equipos muestran ciertas características o actitudes que son comunes entre ellos, a pesar que son de empresas y trabajos muy distintos; es decir no hay relación entre ellos.

Estas características o actitudes deseamos comentarlas porque pueden ser el reflejo de situaciones que pueden estar sucediendo al interior de sus organizaciones y pueden ayudarles a entender la dinámica que se viven a lo interno de los equipos de trabajo.

Estas características o actitudes las comentamos a continuación.


  1. Unos integrantes del equipo participan y otros no. Lo que generan que el trabajo se recargue más en algunos miembros del equipo.
  2. Fácilmente se dispersan. Cualquier situación puede alejar a los integrantes de los objetivos trazados y por ende se “desconcentran” de la actividad que están realizando.
  3. Se hace evidente la necesidad de que ALGUIEN los dirija. Si no se ha nombrado a un líder formal, el equipo lo va a designar.
  4. Si el objetivo y metas no están claros, les es difícil llegar a concretar algo.
  5. A algunos integrantes les cuesta mucho integrarse. Se nota que no quieren o no saben cómo integrarse al equipo, por ende no participan o bien mantienen un “perfil bajo”. Algunos se alejan del resto de integrantes del equipo.
  6. Si hay desorden el equipo no logra resultados. Y si los logran lo hacen ante un alto costo.
  7. Algunos integrantes del equipo “sacan del foco” a otros. Puede ser a propósito o no, pero el efecto es que logran dispersar a algunos miembros y por ende la meta no se cumple en el tiempo indicado.
  8. Las actitudes, buenas o malas, se convierten en un virus. Si alguien tiene una actitud negativa, por ejemplo, pronto otros en el equipo la van a “padecer”.
  9. Cuando están todos juntos la noción del tiempo se puede perder. Y por ende las metas se cumplen con algún grado de retardo.
  10. Ese tiempo perdido se convierte en un acto de improductividad y por ende el equipo logra sus resultados pero consumiendo más recursos.
  11. Al final el tema de trabajar en equipo es una acción en donde la ACTITUD está presente. Si el Colaborador NO quiere trabajar en equipo es una decisión personal que ha tomado. En síntesis: si no quiere trabajar en equipo no lo va a hacer.

Esperamos que estos apuntes les ayuden a visualizar sus equipos de trabajo y analizar la forma de poder abordar una mejora en la productividad de los mismos.

Esto se podría lograr comunicándose con los integrantes del equipo sobre estos puntos y buscar la mejor forma de corregir los errores que se están cometiendo.

Saludos a todos y gracias por leer nuestros artículos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus aportaciones